Blogia
putoSurf

MI AMIGA LA TONTA

Dejadme que os cuente un cuento. No viene a cuento pero me gustan las historias, y las reales son menos bonitas que las trolas, perdón, imaginarias, pero es lo que hay, al menos hoy.

Empezó Karen Blixen uno de sus cuentos así: Yo tenía una granja en África...

Pues bien, yo empiezo asó: Yo tenía una amiga tonta...

Que cómo sé que era tonta? porque vi una vez la insufrible película Forrest Gump y oí la famosa frase. Así que sé que mi amiga era tonta porque hacía tonterías.

Mi amiga tonta hacía tonterías muchas veces. Nos veíamos en verano y nos llevábamos muy bien, no teníamos mucho en común pero era la más divertida y a mí me encanta la gente divertida, le gustaba bailar y a mí me encanta la gente que baila, le gustaba salir de fiesta, reírse, ir a la playa, y nos pasábamos riendo y hablando, saliendo de fiesta, cantando y bailando todos los veranos.

Con mi amiga la tonta canté por primera vez en un micrófono en un bar. La primera y la última. No es que me echaran, de hecho, repetí (no todo lo iba a hacer tan mal como surfear), y hasta tuve admiradores de por vida por mi estilo cantando a Dire Straits y Seguridad Social. No sé porqué, sólo tuve esa vez, y fue con ella.

Mi amiga la tonta además, tenía otra virtud. Vamos, otra tontería. A mi amiga la tonta le gustaba cada verano un chico. A veces, cuatro o cinco, dependiendo del caso que le hicieran. Pero mi amiga la tonta siempre estaba colgada de alguien. No era del todo tonta porque sólo le gustaban los más guapos. Venía un súpermodelo y ella se colgaba de él, venía el chulito de Madrid y ella se lo pedía. No sé cómo hacía pero siempre le había visto ella antes. Tú llegabas a la fiesta o a la playa y ella ya lo había fichado el día antes. Te decía: mira, me gusta éste. A ti te daba un pampurris de lo bueno que estaba en bañador marcón y ella te miraba como una niña con un juguete privado como advertencia. Así que sabías que era para ella, era como si virtualmente hubiera levantado la pata y le hubiera echado una buena lluvia dorada encima, territorio marcado.

Yo siempre me tiré por los feos graciosos. No es que me tirara a ningún sitio, al menos como norma general, sólo que me atraían más. Además, estaba claro, si llegabas más tarde que ella de veraneo se había adjudicado a todo lo visible por allí, y como sus veranos eran de tres meses, siempre estabas jodida.

Mi amiga la tonta perseguía a esos chicos sin tregua. Era como su sombra. A mí me producía claustrofobia, estrés y pena por ellos. Les sometía a un acoso continuo. Yo le decía: deja respirar, creo que está bien que el chico vaya al baño solo, cómo lo ves? Pero ella no lo veía, directamente.

Algunas veces mi amiga la tonta pillaba cacho. No eran muchas, y yo creo que era por agotamiento de la presa. Como siempre estaba detrás, cuando el chico estaba ya con un mierdón impresionante, ella estaba allí a punto de vómito, a recoger su amor ebrio con una sonrisa de tonta.

Algunas veces, además de pillar cacho, lo pasaba mal. Y allí estaba una para animarla y decirle: igual es que te ilusionas demasiado, déjales margen, tómatelo con calma. Pero no, al de dos días volvía a intentarlo con el mismo, el que se había follao a otra, el que le había mandado a la mierda, el que pasaba de ella porque era gilipollas o, simplemente, porque no le gustaba sin más. Ella volvía, como la carga de la brigada ligera, a por él.

Mi amiga la tonta se pasaba los veranos pendiente de todos los tíos buenos a 1 km a la redonda. Todo lo que hacía, todo lo que veía, todo lo que olía, era hombres, barbas, paquetes.

Una vez, como todas, se encaprichó de un tío especial, como todos.

El tío la hizo mierda. Y ella volvió más fuerte, a por otro. Un chico que me gustaba a mí y a quien yo gustaba. Yo preveía un final de lo más chungo, como tantos otros. Y entonces ella me dio una lección. Mi amiga la tonta era capaz de enamorarse y desenamorarse en tres minutos, sólo hacía falta que encontrara otra presa, aunque por lo general, le gustaba acapararlas todas.

Entonces me di cuenta. Yo era la tonta.

A mí me costaba horrores enamorarme o ilusionarme con alguien y ella cada día era capaz de olvidar, gozar, caer, subir, bajar, sin que su autoestima, sus ilusiones o sus sueños se resintieran. Yo tardaba en subir y caía más profundo, ella subía y bajaba como una noria loca.

Aquellos días aprendí a ser diferente, a sentir diferente, a ser tonta o a dejar de serlo.

A darle a las cosas la importancia que tienen, nunca más, en todo caso, menos, a no sentirme tan profunda como era yo, que todo era trascendental, que todo dolía, que todo arañaba, que todo sucedía por algo, que todo ERA. Aprendí a ser más boba, aprendí a que no todo deja huella, a que hoy podemos subir y después bajar sin que produzca una hecatombe en nuestra vida, a que no pasa nada. Simplemente, no pasa nada.

Hoy no he vuelto a cantar con un micrófono en la mano. Sólo lo hice con ella. Seguimos siendo amigas y ella sigue persiguiendo a los tíos más guapos. A veces no le aguanto, a veces me saca de quicio. A ella yo nunca le saco de quicio, quizá tenga más cosas que aprender de esta amiga tonta. Me encanta ser tonta.

Mi amiga la tonta dejó de ser tonta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

aKuA -

Gracias jejeej la verdad es que es una tía curiosa ella, a veces no tienes muy claro si matarla con tus propias manos y con alevosía o comértela a besos.

De momento, es evidente, va ganando lo segundo jaajaajajajaajajaajaja.

Willy Uribe -

"Yo tardaba en subir y caía más profundo, ella subía y bajaba como una noria loca."

Me ha gustado el cuento Akua. Desmenuzas bien a tu amiga la tonta, un buen retrato.

¡Salud y besazos!

aKuA -

Bueno, una cosa es pensar en el sexo y otra pensar en los hombres como simples objetos sexuales.

Las tías pensamos más y mejor en el sexo de lo que se piensa ;P

Surf 30 -

NO, al reves no pasa.
El 90 % de los hombres nos pasamos el 99% del tiempo pensando en sexo.
Nosotros somos muy sencillos y por tanto muchísimo más felices ;)

aKuA -

JAJAAAAAJA menudos pensamientos tienes a esas horas de la mañana jajaajaajajaja bueno, hay cerebros y sexebros, pero es una opción ;P

Otras os ven como fábricas de esperma para tener hijos, otras como compañeros, otras como amantes, otras como osos... jajaaja supongo que al revés pasa lo mismo ;P

Surf 30s -

Así que las mujeres nos veis a los hombres como simples objetos sexuales no???

Biiieeennnn!!!!

aKuA -

Jajajajaajajaa no pero sería una buena innovación... es que no he mirado cómo se escribe, me refiero a la maniobra tablonera el ataúd, creo que se llama coffin'.

En realidad la postura de la chica debe llamarse "búscame bajo el tutú a ver si ves algo, porque lo que es yo, no jipio nada"

iago -

la postura medio erótica de la foto se llama "coffin"??

aKuA -

Jajajajaaja es normal que te guste amigo Gump, porque tú también eres UNO DE NOSOTR@S jaajjaajaajajaaja!.

Como penitencia por ser tan malaje prometo pillar una ola haciendo el coffin' o como se llame (el ataú vamos) como la tonta de la foto. Pero sin tutú.

Perry Gump -

Pues he de salir en defensa del colectivo Tonto, y exijo una disculpa.
Ya que me parece infravalorado nuestro papel!!

Akua, siempre juzgando y creando polémica. Y si a mí me gusta hacer tonterías, no porque soy tonto, sino por que me aburro?!!

Por cierto, me ha gustado mucho el texto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres