Blogia
putoSurf

El surf

Publicado en The Lonely Mind n6.

 

El Surf

Intento definir qué es el surf para mí.

El surf no es nada.

No es algo tangible, no es el olor del salitre en mi pelo. El surf no es la sensación de introducir un pie en el agua... y luego el otro. De respirar la libertad mientras observas cómo entra la marea en la playa, incrustada en la arena lenta, suavemente... cómo están las corrientes vibrando en un extremo de la playa, ondulando la superficie, peinando el agua con miles de pequeñas púas en una zona en calma por donde acabarás entrando.

Mi surf no es eso.

El surf no es coger tu tabla, sacarla de la funda impregnando el aire de olor a parafina golosa. El surf no es ungirla de ese santo óleo mientras una ligera brisa onshore desordena mi pelo y me recorre juguetona la columna vertebral. El surf no es la sensación pastosa del neopreno en la nariz, el tacto de los pies perezosos contra el suelo frío. No es hablar con las amigas, subirles la cremallera del traje, reír a contraluz andando hacia la orilla. Mover nuestros cuerpos deseosos y aletargados que se estiran perezosos, ansiosos por entrar en contacto con el agua.

Primer movimiento, oteas el horizonte, ves la superficie con las rachas de olas desarrollando su furia, muriendo calmadas al deshacerse blancas y desordenadas. El surf no es eso. Te metes hasta la cintura y subes a la tabla. Remas lentamente al pico, hueles el aire contaminado de especias. El olor a mar del Cantábrico es tan fuerte que inunda el pecho en cada bocanada. El surf no es la sensación hormigueante en el estómago de ver que se acerca una onda más alta que las demás, que permanece más tiempo erguida, más equilibrada, una ondulación que se acerca a ti de manera perfecta, es la adecuada que se calza en tu tabla como un amante. Decide por ti que la remes y obedeces a tu instinto principiante, en realidad es el mar quien te guía, te enseña las olas que te pertenecen y las que has de dejar partir, deslizándose detrás de ti para morir besando la arena. El surf no es comulgar con una ola en el momento en que te deslizas por ella.

El vértigo, la luz, el impacto visual y emocional de ser. El surf no es eso No es una lavadora que te hace perder el norte, el sur y una quilla. No es esquivar la potencia de una espuma gigante rodeando tu mundo acuático.

El surf no es el reflejo turquesa de una ola. No es el color verde transparente del fondo del mar. No es el blanco impoluto de una espuma por la que cabalgas. Ni las gotas saladas entrando en tus ojos un día de viento sur que despeina la cresta de una ola.

Eso no es en absoluto mi surf.

El surf es deseo. Es impotencia. Vacío. El surf es la idea de todo esto que se instala en tu maldita cabeza tarde tras mañana, noche tras día, hora tras minuto y cada segundo que sólo te permite un momento de paz cuando estás remando en medio de la nada. Mi surf es un trozo de corazón arrancado y tirado en la orilla y en cada instante me veo obligada a buscarlo pero nunca doy con él. La única manera de encontrarlo, pienso en mi estupidez, es volver una y otra vez a esa orilla, a ese mar y mirar en todas sus esquinas hasta dar con el trozo que me falta. En vez de eso, consigo que tras cada visita a todas sus orillas mi corazón esté preñado de vacíos y oquedades, que cada vez más parte de este corazón se halle entre las rocas, en la rompiente, bajo la arena, y yo vuelva una y otra y otra vez por si aparece y me libra de esta sensación de mar intruso cada vez que me tiene lejos. Y no hay manera. Me tiene suya como un grano de arena en la superficie, como una estrella de mar caliente, como una molécula salada en tierra firme. Me tiene.

El surf es nostalgia y melancolía. El surf es desazón y consuelo.

Fluyendo en la cornisa de una ola mi corazón se desarma...

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

dany -

Esa definición del surf es la más acertada que he escuchado jamás. Es como un amor que siempre estas agusto pero quieres más simpre estas buscando esa totalidad que lo llene todo y nunca la encuentras. surf_evolutive@hotmail.com

BNA -

EL SURF SON MOMENTOS TUYOS Y SOLO TUYOS.NO CONCIBO O NO PUEDO TENER UNA VIDA DE SURFER PERO SI ME METO EN EL AGUA PARA RELAJARME Y DISFRUTAR SIN MOVILES,TELEVISIONES,PERIODICOS LLENOS DE MIERDA............NO ES ALGO POR LO QUE VIVA TODO EL DIA ES MAS NO VUELVO A PENSAR EN ELLO EN NINGUN MOMENTO SOLO ES ESE RATO EN EL QUE NADIE TE MOLESTA.

aKuA -

ostraaaasssssssss vaya memoriaaa!!! ya estoy empollandome el tuyo, no creas ;D encantada de verte por aqui! muaks!

uno -

"¡Coño! este texto me suena" me he dicho. No habría de sonarme, ¡si hemos sido vecinos!

Sra. del Avellanal saludos del vecino de arriba en el nº6 de TLM

leYRe -

Eyyyyyy aupi!!! pues si, hemos sucumbido jejeeje, yo ademas reincidente, pero este espero que sea el refinitivo, nos leemos y a ver si nos vemos por la playuqui, muxux!!!

aran -

El surf es un sinvivir, humedo y salado!
:-D
Que pacha? pues hoy me paso por aqui..ando de tourné bloguera.
Están guapos vuestros blogs, prometo pasarme todo lo que oueda. recuerdos y besos!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres